sábado, 11 de noviembre de 2017

Depresión


Parece que solo podemos ir hacia arriba... porque ahora estamos en el fondo de los fondos, reconozco todos y cada uno de los sentimientos... me siento sobrepasada, agotada, desganada, sin querer de que nadie mas intente ayudarme (porque la mayoría me hacen sentir muchísimo peor...pero tampoco de aquellos que ayudan de verdad...) simplemente necesito estar sola o con mi marido y mis hijos... y es muy difícil, todo el mundo presiona, la vida sigue y no me deja este espacio... veo que el duelo se alarga y se alarga por la falta de poder hacer realmente lo que necesito en cada momento.

Hoy me siento con fuerza para contar que el mes pasado hicimos una transferencia. Fueron dos semanas de recuperar ilusión, de intentar cuidarme mucho, de unión total con mi marido de nuevo... dos semanas de sentir que estábamos avanzando, que podíamos conseguir de nuevo ser felices con el corazón aun sanando por la muerte de nuestro pequeñín. De ver tímidamente el arcoíris. Pero no ha ido bien. Y hemos caído al fondo del pozo de nuevo. Si hubiera ido bien nos hubiera ayudado a seguir subiendo la cuesta de la aceptación, pero otra pérdida ha hecho que todo se removiera ... y el duelo por la infertilidad, que ya teníamos totalmente superado, ha vuelto.

Ahora unas semanas después me doy cuenta que este tratamiento fallido, esta posibilidad maravillosa que podría haber sido y no fue, suma desesperación en nuestros corazones pero sobretodo intensifica terriblemente el dolor por la pérdida de nuestro bebé.

El corazón duele, literalmente, y todo me cuesta mucho más que unas semanas atrás. Aun más de lo que ya costaba.

Pero viendo esta imagen sé que solo podemos ir hacia arriba, aunque no sé cuán largo puede ser el pozo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario